Solicite cita: 91 631 55 20

Horario: L-V 10 a 14h. y 15 a 21h.

info@fisiocantizal.es

Indiba Centro Oficial Las Rozas

Pide tu primera cita AQUÍ

Diferencias entre fisioterapia y rehabilitación

Fisioterapia y rehabilitación, ¿cuál es la diferencia entre ambas?

No, un fisioterapeuta no es lo mismo que un médico rehabilitador. Fisioterapia y rehabilitación son dos conceptos distintos pero que en la mente de muchas personas aún no tienen espacios diferentes. Si buscamos un tratamiento de una lesión que podamos sufrir, es importante qué necesitamos buscar para que éste sea el correcto. Es indispensable en ese sentido conocer en profundidad cuál es la diferencia entre fisioterapia y rehabilitación. Ambas cosas son bien distintas, se amoldan a contextos diferentes, y requieren de tratamientos específicos para cada situación concreta.

Desde FisioCantizal queremos explicarte las diferencias entre ambas, ya que ambas profesiones son necesarias para diagnosticar y tratar de manera adecuada cualquier tipo de dolencia o patología:

 

¿Qué es la fisioterapia?

 

Para conocer la diferencia entre fisioterapia y rehabilitación es prinordial que en primer lugar definamos ambos conceptos por separado.

La palabra fisioterapia proviene del griego “physis” (naturaleza) y “theraphia” (tratamiento). La Organización Mundial de la Salud –OMS– definió la fisioterapia como “el arte y la ciencia del tratamiento por medio del ejercicio terapéutico, calor, frío, luz, agua, masaje y electricidad”.

Por su parte, la Real Academia Española de la Lengua la define como “el conjunto de métodos que tienen por finalidad la recuperación de una actividad o función perdida o disminuida por traumatismo o enfermedad”.

La fisioterapia es una modalidad científica muy joven, y su primera definición por la OMS data de 1958. Se trata, pues, de una ciencia curativa que ni siquiera llega a los 70 años de antigüedad, pero cuyos avances en sus varios decenios de existencia son ciertamente indudables.

 

La fisioterapia es una alternativa terapéutica que trata de calmar los síntomas de múltiples dolencias, como agudas crónicas, por medio del ejercicio terapéutico, aplicación de modalidades y técnicas manuales.

Además, busca el desarrollo de los sistemas del cuerpo, donde su buen o mal funcionamiento repercute en el movimiento corporal humano. Pero ha de tenerse bien presente que la fisioterapia abarca mucho más que lo que entendemos por terapia física habitual: entrenamientos, masoterapia, ejercicios, etc. El fisioterapeuta es ante todo mucho más que un mero entrenador, asistente o masajista: su especialización es considerablemente más profunda y compleja, y por supuesto rebasa tales estereotipos e ideas preconcebidas.

 

La aplicación en fisioterapia debe basarse en el conocimiento científico de los agentes físicos, para lo cual son fundamentales ciertas ciencias relacionadas. Además el profesional ha de tener conocimientos de anatomía, fisiología y la patología para plantear y controlar adecuadamente las diferentes aplicaciones terapéuticas.

 

¿Qué es y qué hace un fisioterapeuta?

 

Un fisioterapeuta es un profesional de la salud, titulado, que se dedica a la fisioterapia tras haber estudiado Fisioterapia en la Universidad.

El profesional, por tanto, debe tener conocimientos de anatomía, fisiología, osteopatía… Con esos conocimientos, plantea y controla de manera adecuada y profesional las diferentes aplicaciones terapéuticas.

Además, para conocer las diferencias entre fisioterapia y rehabilitación, es bueno que conozcamos la deriva de especialización característica de la ciencia fisioterapéutica y su honda evolución. Así, existen diversos tipos de fisioterapeutas:

  • Fisioterapeuta neurológico. Es aquel que se encarga de tratar y curar o corregir los problemas y deficiencias acarreadas por enfermedades y alteraciones del encéfalo y del sistema nervioso.
  • Fisioterapeuta pediátrico. Es aquel que se halla especializado en la infancia.
  • Fisioterapeuta geriátrico. Es el que se halla especializado en la tercera edad.
  • Fisioterapeuta cardiopulmonar. Trabaja con personas afectadas por enfermedades y alteraciones de índole cardiopulmonar.
  • Fisioterapeuta músculo-ortopédico-esquelético. Es el que se encarga de tratar y corregir los problemas del sistema músculo-esquelético.

 

¿Qué es la rehabilitación?

 

La rehabilitación en medicina es definida por la OMS como “el conjunto de medidas sociales, educativas y profesionales destinadas a restituir al paciente minusválido la mayor capacidad e independencia posibles”.

Fisioterapia y rehabilitación convergen en algunas técnicas curativas, de entrenamiento y tratamiento. Pero esencialmente difieren en el concepto, puesto que el fin de la fisioterapia es mucho más amplio y complejo, y el de la rehabilitación, mucho más específico.

La rehabilitación ayuda a recobrar la condición o el estado que perdió a causa de una enfermedad u otro tipo de estado de salud. Es decir, el objetivo es el restablecimiento de su movilidad, cuidado personal, habilidad manual y comunicación.

Las lesiones de los músculos, ligamentos, tendones, articulaciones y huesos suelen requerir rehabilitación física. Su objetivo es que el individuo mejore su movilidad y sus habilidades físicas a partir de ejercicios, masajes y otras técnicas.

Su diagnóstico es complejo, y debe ser muy reflexionado y sistemático. El rehabilitador debe investigar parámetros concretos y visibles de la actividad funcional que es posible medir: longitud del paso, distancia de dos a pulpejo, balance muscular, etc.

El paciente debe experimentar los beneficios de la rehabilitación en cada sesión de tratamiento mediante el contacto humano. En este caso el paciente se debe de adaptar a la técnica y procedimiento que se le aplique.

 

¿Qué es y qué hace un rehabilitador?

El rehabilitador es en realidad un médico, ya que debe estudiar medicina para después continuar con una especialización para poder dedicarse a la rehabilitación. Por tanto, el nombre completo y real de esta profesión sería el de médico rehabilitador.

 

Conclusiones de la diferencia entre fisioterapia y rehabilitación

La principal diferencia es, que el médico rehabilitador es responsable de coordinar los tratamientos que debe hacer un fisioterapeuta para la correcta recuperación del paciente.

Por eso, aunque un fisioterapeuta tiene suficiente criterio profesional como para diagnosticar una lesión y realizar el tratamiento necesario para paliarla, todo paciente debería visitar antes a un médico rehabilitador para conocer el origen del problema y las posibles consecuencias que pueda acarrear, ya que quizá el problema nazca en otro lugar diferente al de la fuente de dolor.

Nosotros siempre estamos a tu disposición. Si necesitas un servicio de fisioterapia en las Rozas, no dudes en contactar con FisioCantizal.

 

Volver