Solicite cita: 91 631 55 20

Horario: L-V 10 a 14h. y 15 a 21h.

info@fisiocantizal.es

Indiba Centro Oficial Las Rozas

ergonomia en el trabajo

Ergonomía en la oficina: posturas corporales correctas en el trabajo

Martes, 12 de Junio del 2018

¿Cuántas veces nos han dicho que nuestro dolor de espalda se debe a las malas posturas que tenemos en nuestro lugar de trabajo? Y, en la mayoría de los casos, tienen razón.

Aunque recibir fisioterapia ayuda a mejorar la postura corporal para evitar estas situaciones, también influyen otros factores. Por eso, con el fin de evitar estos episodios, surge la ergonomía. ¿Qué es la ergonomía?, ¿para qué sirve? Os lo contamos a continuación.

¿Qué es la ergonomía en la oficina?

La ergonomía es la disciplina que estudia las condiciones de adaptación de lugares de trabajo, herramientas o tareas a las características físicas, fisiológicas y psicológicas del usuario o trabajador.

En resumen, la ergonomía busca adaptar el espacio de trabajo al trabajador para conseguir la mayor armonía posible entre ambos. Es un estudio en continuo desarrollo, puesto que las herramientas y condiciones van cambiando con el tiempo, pero independientemente del trabajo, el objetivo de la ergonomía es garantizar que los trabajadores estén seguros, cómodos y menos propensos a lesiones relacionadas con el trabajo.

En este caso, la ergonomía en la oficina tiene en cuenta todos estos factores para corregir y diseñar el ambiente laboral con el objetivo de disminuir riesgos asociados, provocados por movilidad restringida, malas posturas, iluminación pobre o invasiva, entre otros elementos, y sus consecuencias negativas sobre la salud y el bienestar de las personas.

Riesgos de malas posturas en la oficina

Una mala postura en la oficina puede repercutir negativamente en nuestra salud, ya que pasamos muchas horas en el trabajo, y tener posturas incorrectas durante tanto tiempo puede provocar daños que quizá ni imaginemos.

Un simple dolor de espalda puede convertirse en un dolor crónico que no nos deje hacer una vida normal, pero el riesgo va mucho más allá.

Lesiones en las muñecas o dedos por escribir a ordenador, como el Síndrome del túnel carpiano; o dolores de cabeza o problemas de vista por mirar tantas horas seguidas la pantalla del ordenador pueden ser los problemas menos graves que podemos tener. Que estos achaques evolucionen hasta tener degeneraciones musculares más serias sobre todo en las piernas, o problemas en la columna vertebral como hernias discales, e incluso problemas a nivel cardiovascular, no son casos extraños de dolencias que podemos desarrollar por adoptar malas posturas en la oficina. Tendinitis, contracturas, molestias en los hombros…

Además, también se pueden sufrir problemas gástricos, síndromes de fatiga crónica y trastornos de trauma acumulativo, que constan de trastornos de los músculos, tendones y nervios agravados por movimientos repetitivos del cuerpo o posturas incómodas, entre otros síntomas o factores.

Trucos y recomendaciones ergonómicas en la oficina

De manera general, los Servicios de Prevención de Riesgos Laborales de cada sector elaboran ciertas medidas y recomendaciones ergonómicas adaptadas a cada trabajo para evitar o minimizar lesiones musculo-esqueléticas.

Desde FisioCantizal, podemos daros ciertas recomendaciones para mejorar la ergonomía en la oficina, sobre todo las relacionadas con el aspecto más físico de la misma.

  • Tener una luminosidad adecuada para nuestra visión nos ayudará a tener la vista descansada y no forzarla, así como no tener que inclinarnos demasiado a los papeles para poder verlos mejor.
  • Tener también el brillo de la pantalla del ordenador a un nivel correcto y cómodo a la vista, si necesitamos usarlo. Que las imágenes sean nítidas y las letras legibles ayudará a nuestra vista y, aunque no lo pensemos de primeras, también a nuestras cervicales y nuestra espalda en general al no necesitar acercarnos demasiado a la pantalla.
  • Tener una ventilación y climatización adecuada ayudará a prevenir enfermedades.
  • Sentarnos con la espalda lo más recta posible. La postura correcta para trabajar delante del ordenador es aquella en la que la parte superior del cuerpo y la inferior están formando un ángulo recto (un ángulo de 90º), con la espalda completamente apoyada en el respaldo de la silla.
  • Aunque esta postura es la correcta y la que debemos tener como referencia, no cambiar de postura también resulta negativo. Revisar de manera continua nuestra postura y mover los pies y las piernas ayudará a nuestra circulación.
  • Ajustar la altura de la silla de manera que, una vez sentados, los codos queden aproximadamente a la altura de la superficie en la que vas a trabajar. Sabremos que la altura de la silla es correcta cuando, tras apoyar las manos en el teclado, brazo y antebrazo formen un ángulo de 90º, es decir, un ángulo recto.
  • Tener los pies bien apoyados en el suelo, y en caso de no estar cómodos, solicitar un reposapiés.
  • Hacer descansos es muy importante tanto para nuestro estado físico como para nuestro bienestar psicológico y mental. Andar un poco y tomar el aire será beneficioso para nuestros músculos, nuestros huesos y nuestra circulación.
  • Hacer ejercicios de estiramientos y relajación muscular en todo el cuerpo y todas las articulaciones, sin olvidar las muñecas y el cuello.

Aunque estas recomendaciones son básicas, son importantes. La más importante de todas, por supuesto, es la de visitar a nuestro fisioterapeuta para prevenir daños irreversibles. Si buscas un fisioterapeuta en Las Rozas, contacta con nosotros y analizaremos tu caso personalmente para mejorar tu calidad de vida.

Volver