Solicite cita: 91 631 55 20

Horario: L-V 10 a 14h. y 15 a 21h.

info@fisiocantizal.es

Indiba Centro Oficial Las Rozas

Pide tu primera cita AQUÍ

dolor de espalda y lumbar

Contra el dolor de espalda y lumbar, fisioterapia

El dolor lumbar inespecífico es una de las dolencias más frecuentes entre la población. Normalmente aparece después de haber realizado de forma repetitiva tareas de esfuerzo y mantener posturas que sobrecargan la columna vertebral. Otros factores que pueden dar lugar a la aparición de dolor de espalda son el estrés emocional, la ansiedad y la depresión. La forma más eficaz de combatirlo una vez que ha aparecido es a través de la fisioterapia.

La lumbalgia inespecífica se define como aquella cuyo origen, e incluso características específicas y tendencias de desarrollo (lo que constituye la denominada etiología) se desconocen: por lo tanto, una de las finalidades primordiales del fisioterapeuta es diagnosticar, y por lo tanto identificar y tratar, estos problemas. Uno de los objetivos de la fisioterapia de la espalda baja es, por lo tanto, un fiel seguimiento para solucionar estas molestias y afecciones.

Prevenir el dolor de espalda y lumbar es posible siempre y cuando seamos capaces de mantener una buena higiene postural, evitando gestos forzados y conservando en buena forma la musculatura lumbar y abdominal. Sin embargo, una vez que aparece puede conllevar la merma de la calidad de vida. E incluso, en el caso de no tratarse, puede hacerse crónico. Estudios recientes demuestran que, contra la creencia común mantenida hasta no ha mucho tiempo, la lumbalgia no suele ser necesariamente benigna, sino más bien fuente de innumerables padecimientos y pesares que incluso, como ya hemos apuntado, pueden llegar a cronificarse, o incluso ser causa de invalidez.

Por eso, y con el objetivo de descubrir cuál es la mejor terapia y la que genera un menor coste, el investigador John D. Childs realizó un estudio que muestra que una atención temprana con fisioterapia después de un episodio inicial de dolor lumbar agudo reduce el coste sustancialmente, ya que disminuye el uso de recursos de atención sanitaria durante un periodo de dos años.

El estudio contó con la participación de 122.723 pacientes que acudieron a un médico de Atención Primaria después de un episodio inicial de dolor lumbar y que recibieron terapia física dentro de los 90 días siguientes. De estos, el 24% (17.175) recibió fisioterapia temprana (dentro de los primeros 14 días) y se adhirieron a las guías para el tratamiento activo.

Los pacientes que recibieron fisioterapia los primeros días redujeron el coste un 60% frente a aquellos que la recibieron después (entre los primeros 14 y 90 días), que redujeron el coste un 33,5%.

El manejo inicial tras un nuevo episodio de dolor de espalda baja puede tener profundas implicaciones en cuanto a la utilización de recursos y sus altos costes de atención médica. “Teniendo en cuenta el tratamiento excesivo e innecesario que se da a los pacientes con dolor lumbar inespecífico, el ahorro de costes de la fisioterapia en el inicio de la atención tiene implicaciones importantes para los sistemas de salud”, dice Paul Rockar, presidente de la Asociación Americana de Fisioterapia. La fisioterapia es también muy efectiva en el tratamiento de la esclerosis múltiple.

El dolor lumbar en la fisioterapia se clasifica, siguiendo los parámetros traumatológicos, en los siguientes apartados, aunque aún queda mucho por saber al respecto:

 

  • Dolor facetario. Es el de las articulaciones facetarias: es decir, las que poseen dos caras pareadas entre los elementos posteriores de las vértebras lumbares. Es un factor muy frecuente del dolor lumbar y espinal, con entre el 15 y el 45% de pacientes, según algunos estudios.
  • Dolor discogénico. Es el ocasionado por la hernia discal. Es decir: el desbordamiento del núcleo pulposo fuera del disco intervertebral, lo que llega a tocar las terminaciones nerviosas situadas en la parte del disco llamada anillo fibroso.
  • Ganglio de la raíz dorsal. La lesión del ganglio también es una fuente de lumbalgias.
  • Articulación sacroilíaca. Las terminaciones nerviosas (inervación) de esta articulación no han cesado de acarrear controversias entre los especialistas, dado el insuficiente conocimiento de este tramo del sistema nervioso, pero aun así, se considera otro de los factores de lumbalgia.
  • Músculos. Igualmente el dolor muscular es otro de los detonantes de la lumbalgia.

 

Como podemos apreciar, el abordaje del dolor lumbar es sumamente complejo, por lo que su diagnosis y tratamiento debe quedar en manos de especialistas. El fisioterapeuta es esa figura que puede diagnosticarnos e intervenir adecuadamente para paliar o eliminar nuestros males.

Volver