Solicite cita: 91 631 55 20

Horario: L-V 10 a 14h. y 15 a 21h.

info@fisiocantizal.es

Indiba Centro Oficial Las Rozas

Pide tu primera cita AQUÍ

Masajes

Tipos de masajes relajantes: superar el estrés diario

El mucho estrés y sobrecarga laboral del día a día en nuestras sociedades hiperaceleradas e hipercomunicadas, nos genera secuelas físicas a cada cuál más indeseable. Consecuencias como las contracturas en la espalda, dolores óseos y musculares, lumbalgia, dolores articulares, migrañas, cefaleas, y otras manifestaciones somáticas del estrés. Así es: estos dolores no suelen ser sino repercusiones del estrés en nuestro cuerpo. La mejor forma de superar estos sufrimientos y esta situación psicosomática tan molesta, es conocer y someternos a los diversos tipos de masajes relajantes.

Los lugares donde podemos disfrutar de los muchos beneficios de los variados tipos de masajes relajantes, también son muy diversos: un spa, unos baños turcos, un balneario (que puede ser urbano), un centro de estética, incluso determinados hoteles.

 

Además, entre los muy variopintos tipos de masajes relajantes están surgiendo modalidades nuevas que vienen marcando tendencia desde el año 2018 hasta ahora mismo.

 

Tipos de masajes antiestrés

 

Para saberlo todo sobre masajes relajantes, es necesario que sepamos cuáles son las tendencias más novedosas en este mundo. Algunas de las modalidades más nuevas son estas:

 

  • Masaje de relax y de tratamiento de belleza. Son aquellos masajes en que, al mismo tiempo que se aplica un tratamiento estético e incluso cosmético contra la celulitis, contra las arrugas faciales, antienvejecimiento, etc, la aplicación misma se realiza de modo tal que resulta relajante para la persona a la que se está tratando. Esta modalidad entraría, pues, dentro de los tipos de masajes estéticos.
  • Masajes con cuchillos. Por chocante que esto pueda resultar a primera vista, a día de hoy están muy en boga en determinados países (sobre todo de Asia) los masajes en los que se emplean cuchillos. Se trata de una técnica procedente de Taiwán que logra óptimos e inesperados resultados antiestrés. Además, no es, como si dijéramos, un estrafalario invento de algún excéntrico fisioterapeuta reciente, sino que se remonta a unos 2.500 años atrás. No se cultiva en nuestro país, y lógicamente despiera recelos, pero se fundamenta en que al parecer la conductividad del acero es excelente para la circulación y contra el insomnio.
  • Masaje Mindfulness. Todos sabemos del gran predicamento de que gozan las técnicas de Mindfullness a día de hoy. Es una técnica de masaje que estimula la liberación de la mente para concentrarse en la propia experiencia que se está viviendo en ese momento, evitando el permanente control que pretendemos ejercer sobre todo y que constituye una de las fuentes inequívocas de nuestro estrés.
  • Masajes de ingredientes varios. Hay masajes que emplean el aceite de almendra, el de rosa mosqueta, el yogur, la cerveza, etc, y que pueden aplicarse tanto sobre el cuerpo propiamente dicho como sobre el cabello. Estos masajes son idóneos para regenerar células muertas y también para el fortalecimiento de los cabellos.
  • Masaje sueco. Es en realidad un clásico de los masajes, que mediante movimientos lentos, provoca que se eleve la temperatura de nuestro cuerpo y entremos en calor. Puede combatir y prevenir los coágulos y ayudar a una mejor circulación del torrente sanguíneo.

 

¿Cuántos tipos de masajes corporales hay?

 

Como podemos apreciar, la variedad es mucho mayor de la que podamos abarcar aquí. ¿Cuántos tipos de masajes corporales hay? Podríamos decir que prácticamente innumerables, pues además varían según los condicionantes geográficos y culturales de cada lugar concreto.

 

Sin embargo, y aun cuando es difícil establecer cuántos tipos de masajes existen, incluyendo también los tipos de masajes estéticos corporales, sí se puede realizar una enumeración de los principales tipos generales de masajes:

 

  • Descontracturante.
  • De drenaje linfático. Para estimular la circulación del sistema linfático y eliminar toxinas de nuestro organismo.
  • Deportivo.
  • Con piedras calientes. Las piedras, previamente calentadas, pueden utilizarse en la aplicación del mensaje, o bien colocarse en determinadas zonas del cuerpo.
  • De relajación.
  • Reductivo o estético. Para modelar nuestro cuerpo y reducir las grasas.
  • Reflexológico. Es decir, el masaje de pies.
  • En silla. Es el realizado en una silla especial diseñada a este propósito.
  • Tailandés. Es un masaje especial de estiramiento y profundidad, y se aplica con el paciente tendido sobre el suelo.

 

Los tipos de masajes corporales son una de las mejores formas de alcanzar el bienestar físico ante las tormentas y turbulencias de la vida diaria. Los beneficios de un masaje relajante corporal son indudables, y basta probarlos para convencerse de ello y poder llevar una vida más plena.

Volver