Solicite cita: 91 631 55 20

Horario: L-V 10 a 14h. y 15 a 21h.

info@fisiocantizal.es

Indiba Centro Oficial Las Rozas

Pide tu primera cita AQUÍ

Fisioterapia geriátrica Las Rozas

Fisioterapia geriátrica. ¿Qué es y qué beneficios tiene?

Lunes, 24 de Septiembre del 2018

La actividad física es esencial para el buen estado de salud de las personas, de cualquier edad, pero más aún en el caso de las personas mayores. Para el correcto desempeño de este tipo de ejercicio, la fisioterapia tiene un papel fundamental, pero los beneficios de recibir fisioterapia geriátrica van mucho más allá.

A continuación, explicaremos qué beneficios tiene la fisioterapia geriátrica, también conocida como fisioterapia gerontológica, y qué modalidades la forman según el objetivo del tratamiento a seguir:

 

 

¿Qué es la fisioterapia geriátrica?

La fisioterapia gerontológica o fisioterapia geriátrica es la especialidad dentro del campo de la fisioterapia cuyas técnicas están destinadas a tratar y/o prevenir todas aquellas dolencias, patologías o lesiones propias del envejecimiento.

Por esto, la fisioterapia geriátrica funciona a modo preventivo, de tratamiento, e incluso de rehabilitación. Para ello, se debe realizar un estudio exhaustivo sobre el estado de la persona para así hacer un plan personalizado basado en sus características y necesidades.

¿Qué objetivos tiene la fisioterapia geriátrica?

Como hemos dicho, dentro de la propia especialidad de la fisioterapia gerontológica, tenemos varias modalidades según el objetivo que se desee conseguir con ella:

  • La fisioterapia reumatológica está destinada a tratar y, en consecuencia, mejorar los síntomas de enfermedades reumáticas, como son la artritis, artrosis o la osteoporosis. Basándonos en un tratamiento de técnicas y ejercicios, el objetivo de esta especialidad es mejorar los síntomas de este tipo de dolencias, así como la movilidad del paciente.  
  • La fisioterapia traumatológica, también conocida como fisioterapia ortopédica, es la rama más conocida de la fisioterapia geriátrica. Su tratamiento está dirigido a lesiones como son las luxaciones, esguinces o incluso roturas. Este tipo de contusiones suelen estar provocadas por accidentes como caídas, producidas por pérdida de equilibrio, agilidad o movilidad.
  • La fisioterapia neurológica es una rama dentro de la fisioterapia que no es tan conocida, pero de manera innovadora consigue resultados positivos en pacientes con enfermedades que afectan al funcionamiento del sistema nervioso central. Entre este tipo de enfermedades, tenemos, por ejemplo, el Parkinson o el Alzheimer. Del mismo modo, la fisioterapia neurológica está destinada también a los pacientes que han sufrido un ictus cerebral, para así acelerar su recuperación y evitar al máximo los posibles efectos secundarios.

¿Qué beneficios tiene la fisioterapia geriátrica?

Dependiendo de los objetivos del tratamiento, la fisioterapia gerontológica tendrá unos beneficios u otros. De cualquier modo, este tipo de fisioterapia tiene múltiples beneficios para quien la reciba, tanto físicos como psicológicos.

Algunos de estos beneficios son:

  • Mejora la sensibilidad y la capacidad articular.
  • Ayuda a recuperar la flexibilidad muscular, así como fortalecerla.
  • Como cualquier tipo de fisioterapia, mejora el control postural de la persona.
  • Mejora la coordinación y el equilibrio, reduciendo el riesgo de lesiones producidas por caídas.
  • Mejora el sistema inmunológico, así como el sistema periférico del paciente.
  • Combate la falta de actividad al mejorar su movilidad.
  • Al ver su mejora, aumenta la autoestima de la persona, lo que le hace sentir más vital.
  • Puede también potenciar su independencia, combatiendo el sentimiento de dependencia e inestabilidad del anciano o anciana.

 

 

¿Qué ejercicios se realizan en la fisioterapia geriátrica?

El tratamiento siempre debe ser personalizado, por lo que las técnicas a utilizar y los ejercicios que se realicen dependerá siempre del estado y las necesidades del paciente. Esto se cumple en cualquier tipo de tratamiento de fisioterapia.

De manera general, en el caso de la fisioterapia geriátrica, existen diferentes ejercicios muy beneficiosos en la tercera edad, así como la manera en la que se trabaje:

  • Ejercicios de flexibilidad, también conocidos como estiramientos, así como los ejercicios de coordinación, son esenciales en la fisioterapia geriátrica. Este tipo de ejercicios se deberían llevar a cabo de manera diaria debido a los beneficios que aportan, ya que hacen que los tejidos musculares tengan la flexibilidad necesaria. Por ejemplo, un ejercicio para mejorar la zona del cuello, o las cervicales, es la flexión lateral del cuello a ambos lados, siempre de manera lenta y controlada, manteniendo la flexión durante unos segundos, siempre los que indique el fisioterapeuta.
  • Se trabajará de manera incremental, es decir, el tratamiento irá aumentando la intensidad según vaya notándose la mejora del paciente. Esto reducirá el riesgo de lesión o daño.
  • Normalmente, la parte de ejercicios incluye un calentamiento y acondicionamiento muscular.
  • La respiración tiene un papel especialmente importante a la hora de llevar a cabo los ejercicios pautados por el fisioterapeuta.
  • El ejercicio aeróbico se llevará a cabo en función del estado físico del paciente, ya que permite mejorar la resistencia cardiorrespiratoria y musculo-esquelética, siendo de gran ayuda para cualquier persona. Desde andar hasta nadar, se pueden recomendar diferentes actividades físicas para lograr este fin.
  • Si es recomendable hacer ejercicios de fuerza, siempre pautará los ejercicios, así como su intensidad, el propio fisioterapeuta.

 

Insistimos en la necesidad de evaluación personalizada por el fisioterapeuta para dictaminar el mejor tratamiento para cada paciente, por eso esto sólo sirve como ejemplo.

Si buscas un centro de fisioterapia en Las Rozas con la especialidad de fisioterapia geriátrica, no dudes en contactar con nosotros para mejorar tu calidad de vida o la de tu familiar que lo necesite.

Volver