Solicite cita: 91 631 55 20

Horario: L-V 10 a 14h. y 15 a 21h.

info@fisiocantizal.es

Indiba Centro Oficial Las Rozas

Pide tu primera cita AQUÍ

esguince de tobillo

Esguinces de tobillo. ¿Cuánto tardan en curarse?

Un gran porcentaje de la población ha sufrido en algún momento de su vida un esguince de tobillo. Es una de las lesiones más conocidas y, pese a ello, una de las que peor se curan, lo que conlleva graves trastornos a largo plazo.

El esguince de tobillo es un desgarro o rotura de uno o varios ligamentos del tobillo. Estos pueden ser tanto de la parte externa como de la parte interna, pero el más frecuente es sin duda el del ligamento lateral externo. Este ligamento tiene 3 fascículos, uno interior, uno medio y uno posterior.

Esta rotura del ligamento provoca una hemorragia sanguínea. El pie pierde movilidad por dos causas: dolor intenso y aumento del líquido del tobillo, lo que dificulta nuestra capacidad de andar.

 

 

Las articulaciones del tobillo son los siguientes:

  • Articulación tibioperoneo-astragalina. Compuesta por el fragmento distal de la tibia, el peroneo y el astrágalo.
  • Articulación subastragalina. Compuesta por la tróclea (eminencia o parte prominente de la parte posterior del húmero), del astrágalo y el calcáneo.

 

Por su parte, los ligamentos de esta región son los siguientes:

  • Ligamento lateral interno o ligamento deltoideo. Es el principal elemento que proporciona la estabilidad necesaria al tobillo.
  • Ligamento lateral externo, que se divide en tres fascículos: peroneoastragalino anterior, peroneocalcáneo, y peroneoastragalino posterior. La mayoría de esguinces de tobillo se producen por la fractura del ligamento peroneoastragalino anterior.

 

Curar un esguince de tobillo: aspectos a tener en cuenta

 

Antes de abordar o someterse a la curación del esguince de tobillo, conviene tener presente que hay diversos aspectos que influyen en este y en su más lenta o rauda recuperación, según los casos:

  • Qué actividad laboral y qué deportes practica la persona en su vida diaria.
  • Cuáles son las circunstancias que ocasionaron la lesión. El mecanismo más frecuente en el esguince de tobillo es lo que se conoce comúnmente como “torcedura de pie”: una combinación entre flexión plantar del tobillo (el movimiento por el que se puede incrementar el ángulo de la planta del pie), e inversión del pie (que básicamente es la capacidad de giro lateral del tobillo). Otra de las formas más habituales de esguince es, como ya hemos dicho, la lesión del ligamento peroneotibial o peroneoastragalino anterior, también llamada esguince de la sindesmosis (articulación fibrosa que une huesos distantes del tobillo), y en que a veces se produce la rotura del ligamento deltoideo (que se encuentra en la parte interna del tobillo), asociadas con roturas de la sindesmosis.
  • Si existen antecedentes de lesiones en la misma zona.
  • La sensación de crujido o de desgarro, que suele indicar la gravedad de la lesión.

 

Tiempo de curación del esguince según el grado:

A la hora de curar un esguince de tobillo, es preciso tener en cuenta los tipos de esguince que existen en estas articulaciones, y por supuesto la gravedad de estos.

Existen varios grados en la gravedad de un esguince de tobillo, lo que variará el tiempo de sanación siendo estos los tiempos aproximados:

Esguinces de primer grado: Son el resultado de una torcedura de los ligamentos. Existe poca hinchazón y lo normal es que el paciente pueda comenzar con su vida normal a las dos o tres semanas.

Esguinces de segundo grado: Los ligamentos se rompen de forma parcial, hinchando el pie de forma casi inmediata. Generalmente se necesita un periodo de reposo de entre tres y seis semanas antes de volver a la rutina.

Esguinces de tercer grado: Son los más graves y suponen la rotura completa de uno o más ligamentos. Puede duran hasta 8 semanas de saneamiento.

Lo mejor para tratar este tipo de esguince, (aunque siempre hay que hacer caso a las recomendaciones de un profesional) es aplicar frío e intentar mover el pie lo máximo posible. Lo habitual es que el medico aplique un vendaje funcional para evitar que el pie realice el movimiento que generó la lesión.

Desde Fisio Cantizal aseguramos que un buen tratamiento del esguince desde el minuto 1 conseguirá una pronta curación y sin secuelas. Por el contrario, un esguince mal tratado puede acabar convirtiéndose en un problema crónico que con los años también repercutirá en rodillas, caderas y espalda.

Seguramente habrás oído casos de esguinces en los que finalmente ha habido que operar al paciente. ¿Sabes por qué? Existen varios casos:

La cicatrización del ligamento provoca que este sea más grueso de lo normal, lo que hace que acabe rozando con el hueso astrágalo.

A veces se generan otras lesiones lo cual hace que, una vez solucionado el ligamento, persistan las molestias.

 

En Fisio Cantizal Fisioterapia Las Rozas estaremos encantados de atenderte y resolverte cualquier duda que pueda surgir a cerca de tu esguince de tobillo. 

 

También te pueden interesar estos post:

Volver