91 631 55 20 info@fisiocantizal.es

¿Quieres practicar deporte en verano? ¡Hazlo con cabeza!

¿Quieres practicar deporte en verano? ¡Hazlo con cabeza!

El verano es el momento perfecto para lanzarnos a practicar ejercicio físico. El buen tiempo, las vacaciones, las largas horas de luz… son factores que invitan a movernos con mayor asiduidad que en otra época del año. El ejercicio físico es fuente de salud y muy beneficioso para controlar el sobrepeso, la hipertensión o ayudarnos a controlar el estrés y ansiedad.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que dediquemos, aproximadamente, 150 minutos semanales a la práctica de actividad física aeróbica moderada, o 75 minutos de actividad física aeróbica vigorosa o una combinación de ambas. Tiempo que solemos superar en verano y vacaciones con el afán, muchas veces, de ponernos en forma a última hora.

Desde Fisio Cantizal te damos algunas pautas para que el ejercicio físico estival se convierta en un buen plan de vacaciones. Apuntátelas y, sobre todo si no estás acostumbrado a esfuerzos, llévalas a cabo. Ten en cuenta que aunque el deporte tiene visibles beneficios físicos, tienes muchos más en el ámbito de la salud, así que no lo dejes para cuando llegue el frío y las ropas anchas.

¡A por ello!

 

Bebe agua

 

El calor y el ejercicio físico hacen que el organismo necesite un extra de hidratación. Si el cuerpo está deshidratado, lo notarás, te sentirás más cansado y no rendirás lo suficiente. Bebe agua antes, durante y después de realizar cualquier actividad para recuperar los líquidos perdidos. ¿Sabías que una pérdida del 2% del agua corporal supone una merma del 20% de la energía física? ¡No te olvides la botella en casa!

 

Evita las horas de más calor

 

El calor asfixiante y las altas temperaturas en estos meses pueden ocasionar más de un susto. Los golpes de calor son un problema cuando el termómetro sube y más aún si realizamos cualquier actividad que implique esfuerzo en exterior. Por eso, evita salir a practicar ejercicio durante las horas más calurosas, entre las 12h y las 17h. Aprovecha el fresco de la mañana o las últimas horas del día.

 

Antes de cada entrenamiento… ¡hay que calentar!

 

Es muy importante preparar el cuerpo antes de llevar a cabo cualquier deporte, y más aún si no estamos acostumbrados a practicarlo. Una sesión de unos 10 preparará nuestro cuerpo físicia y psicologicamente además de reducir el riesgo de lesión. Los músculos y articulaciones canlentados serán más eficientes y tendrán una respuesta más rápida y adecuada.

Y lo mismo, al terminar… ¡estira!

Sabemos que cuando terminas de hacer deporte lo único que quieres es meterte debajo de la ducha y tumbarte en el sofá. Pero un entrenamiento no termina… ¡hasta que hayas estirado! Entre otros beneficios, reduce significativamente la presencia de dolor en los músculos, reduce el cansancio, estimula la movilidad de las articulaciones y aumenta la resistencia muscular.

 

Equípate bien

 

¿Practicas ciclismo y no sabes lo que son unas calas? ¿Corres con cualquier zapatilla deportiva? ¿Pretendes realizar escalada y no cuentas con un casco adaptado? Cada deporte tiene una equipacion determinada, gastarte dinero en un buen equipamiento es una buena inversión en salud. Compara, pero no escatimes.

Además, debemos elegir prendas cómodas que se adapten a la actividad: elegir aquellas que tengan un tejido transpirable, que no sean demasiado apretadas, colores claros para el calor y ligeras.

Adapta la intensidad del ejercicio

Verano no es invierno, el calor no es el frío y realizar ejercicio en los meses estivales, no es lo mismo que hacerlo con temperaturas más suaves. Nuestro cuerpo se resiente con las altas temperatuas, estamos más fatigados, más cansados y debemos adaptar la intensidad de nuestra actividad física. Elijamos aquellos deportes que impliquen menos carga física y tomar descansos.

En estos meses, sería una buena idea optar por aquellos deportes que impliquen contacto con el agua, como puede ser la natación, el surf, volley playa… o si seguimos practicando nuestro deporte favorito, hacerlo con moderación y bajando el ritmo.

 

Si te duele, no fuerces

 

El dolor es un aviso de tu cuerpo de que algo no va bien. No fuerces por la obsesión de querer acabar tu entrenamiento, pues eso podrá llevar a una lesión que te tenga de baja unos cuantos días o semanas. Y por supuesto, si persiste, acude a tu clínica de fisioterapia.

Realizar ejercicio físico es uno de los mayores beneficios que le podemos dar a nuestro cuerpo, pero siempre con moderación y tomando precauciones. En Fisio Cantizal estamos para ayudarte a solucionar cualquier problema físico que necesites. Tu clínica de fisioterapia en las Rozas.