Solicite cita: 91 631 55 20

Horario: L-V 10 a 14h. y 15 a 21h.

info@fisiocantizal.es

Indiba Centro Oficial Las Rozas

Pide tu primera cita AQUÍ

fisioterapia lesiones volante

Consejos de Fisioterapia para evitar lesiones al volante

Las lesiones al volante son un tema que diariamente está dando no pocas preocupaciones y quebraderos de cabeza a una sociedad compuesta en gran parte de automovilistas, donde el desplazamiento motorizado de uno a otro punto o confín es parte fundamental de las rutinas diarias. Estar al volante durante un periodo largo de tiempo trae consigo la aparición de numerosas lesiones, debido fundamentalmente a la postura que adoptamos a la hora de conducir.

 

La posición que lleva la persona encargada de conducir es clave para evitar tanto accidentes de tráfico como lesiones. Es lo que se denomina higiene postural: cuando debemos mantener una determinada posición durante un tiempo muy prolongado (cosa que también sucede en las rutinas laborales) es esencial prevenir sabiendo qué posturas podemos mantener y cómo, para que de este modo no se nos produzcan lesiones y problemas óseos y musculares. Esta cultura de la prevención es algo que debe desarrollarse desde el consejo de los profesionales sanitarios, y desde las instituciones de este ámbito tanto como desde las empresas de servicios especializadas en este sector. Por eso, como expertos en Fisioterapia en Las Rozas, hoy os contamos algunos consejos para evitar lesiones al volante.

 

1- Uno de estos consejos frente a las lesiones al volante tiene mucho que ver con la primera lección que aprendemos cuando empezamos nuestras clases prácticas de coche en la autoescuela: el volante siempre tiene que sujetarse con las dos manos, de tal forma que las muñecas queden siempre en la parte superior del volante al estirar ambos brazos. De lo contrario, es muy fácil sufrir lesiones o luxaciones de muñeca, muñecas abiertas, etc. En edades avanzadas, en que las dolencias de las articulaciones como la artritis o su degeneración en la artrosis son moneda corriente, este consejo posee un valor mucho mayor si cabe. En todo caso, respetarlo es básico si queremos evitar problemas en articulaciones tan utilizadas en cada momento como lo son las muñecas.

 

2- Además de la forma de sujetar el volante, no es menos importante la postura que adoptamos al sentarnos en el asiento, sin olvidarnos de tener cuidado en ciertas maniobras cuya repetición puede ocasionar lesiones, como el cambio de marcha y el uso de los pedales. El respaldo juega un papel fundamental cuando hablamos de la postura al sentarnos frente al volante. La forma en que flexionamos nuestro cuerpo al accionar la palanca de cambios o el freno de mano, si es inadecuada, como se reitera mucho en cada ocasión en que tomamos el automóvil, puede ser causa de lesiones más o menos serias, incluso de hernias discales. Es una amenaza que se cierne sobre las más variadas rangos de edad entre los automovilistas, aunque es mayor si cabe para las personas de avanzada edad.

 

3- Y ya que hablamos del asiento no podemos olvidarnos de uno de sus componentes: el respaldo, un elemento que no debe ir ni demasiado recto ni demasiado inclinado, de tal forma que los brazos y los codos estén lo suficientemente estirados. De esta forma evitamos dolor de espalda y lumbar, entre otros. Ajustar la posición más adecuada y ergonómica del respaldo del asiento es cuestión de primordial importancia para prevenir lesiones de toda índole cuando se está al volante.

 

4- Y en cuanto al reposacabezas, los expertos defienden que es un elemento de seguridad pasiva, lo que significa que no es para apoyar la cabeza en él. “Su función es protegernos en caso de accidente al evitar o minimizar el latigazo cervical en caso de impacto y, para ello, debemos situarlo de tal manera que los ojos queden por la mitad de la altura del reposacabezas”, explica José Santos, secretario general del Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid.

 

Además de estos consejos posturales, no podemos olvidarnos de un aspecto fundamental cuando nos ponemos delante del volante dispuestos a realizar un trayecto largo: el descanso. Los expertos recuerdan la necesidad de hacer una parada cada hora media, invirtiendo ese tiempo en ejercitar y relajar los brazos, las piernas y la zona cervical.

 

Y las recomendaciones no van solo dirigidas al conductor, también las hay para los copilotos: no viajar nunca con las piernas encima del salpicadero. Esto se debe a que, en caso de accidente, se pueden producir luxaciones o roturas de pelvis, entre otros problemas.

 

Como expertos en Fisioterapia Las Rozas, desde Fisio Cantizal recomendamos seguir todos estos consejos a todas aquellas personas que realizan trayectos largos a diario y que quieran evitar y prevenir lesiones al volante.

Volver