Solicite cita: 91 631 55 20

Horario: L-V 10 a 14h. y 15 a 21h.

info@fisiocantizal.es

Indiba Centro Oficial Las Rozas

Pide tu primera cita AQUÍ

Beneficios de los masajes durante el embarazo

Beneficios de los masajes durante el embarazo

Los masajes para mujeres embarazadas son una técnica muy provechosa para la salud de quienes están esperando un hijo. Existe la creencia popular de que lo mejor que puede hacer una mujer durante los meses de embarazo es, precisamente, no hacer nada. O lo que es lo mismo, vida tranquila, reposo y no cometer excesos de alimentación. Lo cierto es que esto, a pesar de ser muy importante, no basta para evitar la aparición de molestias propias de las mujeres embarazadas.

Estas molestias se suelen producir a nivel musculoesquelético y en el sistema circulatorio y se deben, fundamentalmente, a los cambios hormonales, el aumento de volumen o la ganancia de peso, retención de líquidos, ciática, dificultad para respirar, tensión en el cuello o cansancio son algunos de los más habituales. Estas molestias se pueden reducir en gran medida con la aplicación de masajes. Como expertos en masajes en Las Rozas, hoy te contamos algunos beneficios de esta técnica durante el embarazo.

 

¿Cómo colocarme en la camilla de masajes si estás embarazada?

 

Para la mayoría de mujeres embarazadas, es incómodo acostarse boca abajo incluso al inicio del embarazo. La explicación está en la hinchazón y sensibilidad que experimentan en los senos. Por otra parte, tampoco es recomendable hacer boca arriba -especialmente en el segundo trimestre- porque el útero se vuelve mucho más pesado.

Ya os contamos recientemente cómo debe ser la camilla para los masajes. Sin embargo, la camilla utilizada para tratar a las embarazadas tiene que ser diferente. Por eso, muchos profesionales utilizan una tabla especial con huecos para acomodar el abdomen y el pecho de la embarazada durante los masajes para que esta se pueda acostar boca abajo.

 

Masajes durante el embarazo. Beneficios

 

Dentro de los principales beneficios de esta técnica encontramos:

Elimina tensiones. Durante el embarazo, las prolongadas molestias y lo delicado del propio estado de gravidez, dan lugar a múltiples tensiones e, incluso, ansiedad, por lo que es más que aconsejable relajarse mediante las técnicas adecuadas. Y no sólo por la salud, sino también por la del futuro bebé, pues las tensiones físicas y psíquicas del embarazo pueden afectarle.

Mitiga el dolor. Los dolores que a menudo se pasan durante el embarazo han de ser aplacados, y los masajes para mujeres embarazadas son una de las técnicas más indicadas, en lugar de recurrir a una farmacopea que, según los casos, puede llegar a ser peligrosa para la salud del niño.

Revitaliza. El estado de preñez genera un gran agotamiento, por razones obvias. Y la mujer encinta precisa de técnicas que la revigorizen y vivifiquen.

Mejora la circulación. La mujer en estado grávido tiende a permanecer mucho tiempo quieta, tanto por las fatigas y la debilidad, como por la pesadez del vientre hinchado, los mareos, o el mero temor a que un estado de excesiva actividad llegue a perjudicar al futuro niño. De ahí que necesite con urgencia de una mejor fluidez circulatoria.

Relaja. Como ya hemos dicho, la relajación es parte fundamental del bienestar de la persona encinta.

Disminuye la hinchazón. He aquí otra de las molestias de la mujer embarazada que puede combatirse eficazmente con un buen masaje reparador y tonificante.

 

Por otra parte, los principales problemas de las embarazadas se suelen concentrar en zonas o aspectos concretos:

Espalda y cuello: durante los tres primeros meses de embarazo es muy beneficioso relajar estas zonas mediante masajes, ya que son las primeras que se ven afectadas por la tensión que aparece como consecuencia de las rápidas variaciones hormonales. También se ven considerablemente perjudicadas por los estados de tensión y ansiedad por los que a menudo transita una mujer en este estado.

Equilibrio: a partir del tercer mes, cuando el bebé gana volumen, aparecen los problemas relacionados con el peso adicional: ciática, lumbares e incluso dolores en la zona del diafragma o dificultad para respirar.

Caderas: las caderas son una zona fundamental para las embarazadas, por lo que cuidar esta zona durante el desarrollo del embarazo es 100% necesario. Entre las técnicas de masaje para mujeres embarazadas, los masajes en las caderas ayudan a que, al final, el parto se produzca de forma más natural. Esto es fundamental, ya que las dificultades en el alumbramiento son uno de los más complicados problemas por los que han de transitar no pocas mujeres que aguardan un hijo.

Retención de líquidos: la aparición de este problema se produce porque el feto dificulta la circulación de los fluidos, reteniéndose líquidos en las piernas de la madre. Lo que conseguimos con los masajes es drenar ese líquido acumulado y que la embarazada se sienta más “ligera”. Otro beneficio indudable de la masoterapia para las mujeres que se encuentran en este estado.

 

Esperamos que este post haya sido de utilidad. En Fisio Cantizal somos expertos en masajes en Las Rozas. ¡Ponte en nuestras manos!

Volver