Solicite cita: 91 631 55 20

Horario: L-V 10 a 14h. y 15 a 21h.

info@fisiocantizal.es

Indiba Centro Oficial Las Rozas

Noticia

rotura fibra muscular

Rotura de fibras musculares. ¿Qué son y qué las causa?

Miercoles, 21 de Junio del 2017

Las roturas de fibras musculares, también conocidas como desgarro muscular, es una lesión del músculo en donde las fibras que componen al músculo se rompen. El desgarro muscular provoca un dolor muy intenso que obliga a la persona que la padece a suspender la actividad que realiza, ya que al contraer el músculo se pone en tensión el área lesionada. 

El desgarro muscular es una rotura parcial o total de las fibras musculares. Esta rotura puede ser causada por un impacto o una lesión traumática. No solo las fibras musculares se ven afectadas sino también todo lo que lo rodea como el tejido conjuntivo que rodea los vasos sanguíneos.

Causas del desgarro muscular

 

  • Sobre esfuerzo o una fatiga muscular intensa.
  • Estiramiento del musculo más allá de su capacidad para estirarse, generalmente producida por una contracción rápida y fuerte del mismo.
  • Sedentarismo y debilitamiento de las fibras musculares.
  • Contusión o golpe.
  • Desnutrición
  • Mala circulación sanguínea (venosa o arterial), lo que provoca que el músculo no reciba durante el ejercicio el suficiente de flujo sanguíneo.
  • Diabetes.
  • No realizar o realizar un mal calentamiento o estiramientos antes de comenzar a hacer el ejercicio.

¿Es grave la rotura de fibras?

 

Depende. La gravedad de la rotura dependerá de varios factores: 

  • Ubicación de la lesión.
  • Tamaño del desgarro muscular.
  • Edad del paciente.
  • Enfermedades coexistentes.
  • Salud de la persona que sufre el desgarro.

Tratamiento

 

Lo primero que se debe hacer es realizar un correcto diagnóstico para determinar si realmente se está ante una rotura de fibras o se trata de un problema menor. Generalmente, ante casos de roturas fibrilares pequeñas o leves, se pueden confundir con contracturas o distensiones musculares y, por ello, en ocasiones no se realiza el reposo y tratamiento adecuado, lo que puede provocar que la lesión se agrave.

El tratamiento más común y el más aplicado para desgarros musculares, es la terapia que se conoce como RICE, (reposar, aplicar hielo al producirse la lesión, comprimir con venda y elevación del miembro).

La duración de cada una de las etapas es variable y depende de la gravedad del desgarro.

Existen 3 tipos de grados de desgarro: grado 1 o leve, grado 2 o moderado, grado 3 o grave. Realizando un proceso de rehabilitación adecuado y dependiendo de las características de cada individuo, los desgarros musculares tienen estos tiempos aproximados de curación:

  • Grado 1 o leve: ocho a diez días
  • Grado 2 o moderado: de tres a cuatro semanas
  • Grado 3 o grave: de uno a tres meses

Prevenir una rotura de fibras o desgarro muscular

 

Antes de realizar una actividad física intensa debes realizar un calentamiento. El calentamiento debe incluir todas las articulaciones, ya que preparará a los músculos para que despierten y reaccionen a los estímulos de la actividad que vamos a realizar.

No sobrecargues los músculos realizando ejercicio en exceso. Escucha y respeta lo que tu cuerpo te dice, y dale tiempo para que se recupere. No olvides hidratarte. El consumo de bebidas energéticas es una excelente manera de reponer todas las sustancias perdidas.

Volver