Solicite cita: 91 631 55 20

Horario: L-V 10 a 14h. y 15 a 21h.

info@fisiocantizal.es

Indiba Centro Oficial Las Rozas

Noticia

fisioterapia y ejercicio terapéutico

Fisioterapia y ejercicio terapéutico

Martes, 23 de Febrero del 2016

Como sabemos, la Fisioterapia es aquella disciplina de la Salud que ofrece una alternativa terapéutica no farmacológica para paliar síntomas de múltiples dolencias –tanto agudas como crónicas– por medio de calor, frío, electricidad, presión o ejercicio terapéutico. Precisamente hoy nos queremos centrar en el ejercicio terapéutico como agente de salud, incluyendo aquí todo tipo de técnicas activas. Es decir, aquellas que requieren la ejecución intencionada y controlada por parte del paciente.

El ejercicio tiene innumerables beneficios para la salud física y mental, tanto a nivel preventivo como utilizando este como elemento de tratamiento. Es por eso que el ejercicio terapéutico en la Fisioterapia es una “herramienta” muy poderosa para los fisioterapeutas.

Cuando hablamos de ejercicio terapéutico nos referimos a la prescripción de un programa de actividad física que involucra al paciente en la tarea voluntaria de realizar una contracción muscular y/o movimiento corporal con el objetivo de aliviar los síntomas, mejorar la función y mejorar, mantener o frenar el deterioro de la salud.

La realización de este ejercicio terapéutico ha de ser totalmente personalizada de acuerdo con las necesidades de cada paciente, adquiriendo aquí la figura del fisioterapeuta un papel fundamental como especialista encargado de preparar un programa adecuado para cada persona. Para ello, este programa debe estructurarse y programarse previamente para trabajar adecuadamente aspectos como fuerza, equilibrio, coordinación, flexibilidad, capacidad cardiorrespiratoria, movilidad o control neuromuscular, entre otros.

El fisioterapeuta, además, tiene que conseguir que el paciente crea en su implicación a la hora de tratar lesiones de todo tipo y no se “acomode” en las técnicas pasivas de fisioterapia (aquellas que recibe el paciente pero en las que no participa de forma activa, como masaje, movilización articular o estiramientos musculares, entre otros). Una tarea nada sencilla teniendo en cuenta que la gran mayoría de personas tiende a no realizar los ejercicios de rehabilitación por su propia cuenta. 

 

También te puede interesar:

¿Qué es un esguince y cómo puede ayudarte la fisioterapia?

Volver